Proteger una instalación con un generador de niebla se ha convertido en una necesidad de primera importancia. El elevado índice de robos hace necesario una acción de defensa eficaz. Un generador de niebla potente bloquea el intento de robo con su potente disparo, protegiendo en segundos sus bienes y evitando un robo de manera definitiva. El aliado perfecto de las fuerzas de seguridad, capaz de bloquear o desalentar cualquier intento de robo en cualquier situación. Con apenas unos segundos bastará para neutralizar al intruso, porque no verá nada. Permanecer en el sitio significará quedar atrapado en una niebla densa al punto de que no tendrá percepción visual y la desorientación impedirá encontrar la salida. Cualquier ladrón que note la presencia del generador de niebla instalado en el interior del local o vivienda desistirá del robo porque sabe que no tiene ninguna posibilidad de éxito.

El liquido para generar niebla no es toxico, no es corrosivo, no es inflamable, no engrasa.

Tiene una capacidad máxima de hasta 200 m2.

Generador de niebla.